Un recorrido por la villa histórica de Potes

En un privilegiado rincón natural cántabro, entre los ríos Quiviesa y Deva, es donde se encuentra situada la localidad de Potes. En concreto, se ubica en pleno corazón de la Comarca de Liébana lo que hace que dicha villa sea conocida tanto por ese entorno medioambiental como por los cultivos que en ella tienen lugar tales como la vid, gracias a los cuales se obtienen productos de gran calidad como el orujo.

Estos atractivos ejercen sin duda alguna como principales embajadores del municipio que durante todo el año recibe la visita de turistas dispuestos a conocerlos y disfrutarlos. Pero no sólo a ellos sino también al resto de elementos de gran valor que hay en Potes.

De esta manera, quien pise estas tierras cántabras por primera vez seguro que también se anima a realizar un recorrido por algunos de los monumentos más significativos como es el caso, por ejemplo, de la Iglesia de San Vicente. Un templo este, catalogado como Bien de Interés Cultural, que data del siglo XIV y que se caracteriza por la gran variedad de estilos artísticos que confluyen en él como el gótico, el barroco o el renacentista.

La Capilla Mayor, la Sacristía o la torre campanario son tres de los espacios que merece la pena admirar en esta construcción religiosa. No obstante, también hay que recomendar visitar la Torre del Infantado que actualmente ejerce como Ayuntamiento.

Para conocer este último monumento nada mejor que perderse por las callejuelas de Potes pues de esta forma también se podrá acceder a otras construcciones igualmente relevantes.

Articulos Relacionados:

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *