Palacete del Embarcadero

El Faro de Cabo Mayor, el Casino del Sardinero o el majestuoso Palacio de la Magdalena son tres de los monumentos más conocidos y visitados por los turistas que llegan por primera vez a la ciudad cántabra de Santander. Estos son los que le han dado fama nacional e internacional a la citada urbe pero también es importante tener en cuenta que existen otros muchos que igualmente merece la pena conocer in situ.

Entre estos últimos se encuentra, por ejemplo, el llamado Palacete del Embarcadero que se sitúa muy cerca de los también conocidos Jardines de Pereda. Así, nos encontramos con el hecho de que la citada edificación se halla enclavada en la zona del paseo marítimo.

En la primera mitad del siglo XX, concretamente en torno al año 1920, fue cuando se iniciaron las obras de construcción de este espacio y de ellas se encargó Javier González de Riancho, uno de los arquitectos de la comunidad autónoma cántabra más importantes teniendo en cuenta que también llevó a cabo el mencionado Palacio de la Magdalena.

Sus torres y su pórtico son dos de los elementos más significativos de este Palacete del Embarcadero que desde su apertura ha funcionado como estación, como cuartel de la policía y ahora también como centro cultural. Y es que en la actualidad aquel ejerce como espacio para dar a conocer y poner en valor no sólo el patrimonio marítimo que existe en Santander sino también la cultura y la historia que gira en torno a la relación de la ciudad con el mar, especialmente a través de diversas profesiones.

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.