Molino de Santa Olaja, en Soano

Formando parte de la localidad de Arnuero existe una pequeña población llamada Soano, que tan sólo tiene unos sesenta habitantes pero que cuenta con una riqueza patrimonial y natural de primer orden. De ahí que se haya convertido en uno de los destinos preferidos de aquellos viajeros a los que les gusta disfrutar de lo que es el turismo rural y de aventuras.

La Iglesia de Santa María, el casco histórico o la Casona de las Marismas son tres de sus mayores atractivos pero no hay que olvidar otro que se ha convertido en símbolo identificativo de la villa: el Ecoparque de Trasmiera, un museo al aire libre que permite conocer a fondo la cultura y las tradiciones de Soano, y de Cantabria en general.

Entre todos los elementos y espacios que dan forma a este centro destacaríamos especialmente el conocido Molino de Santa Olaja, que se halla enclavado en la marisma del pueblo.

Concretamente se trata de un antiguo molino de marea que, como su propio nombre indica, aprovechaba la acción de las mareas para poder acometer la molienda del grano que servía como parte fundamental de la economía de la tierra y también de la supervivencia de la población.

Entre los siglos XVI y XVII se calcula que se encuentra el origen de esta singular construcción que cuenta con unos 200 metros cuadrados, que está realizada en piedra de mampostería y que permite conocer, en su visita, cómo era el proceso de funcionamiento del mismo.

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.