La santanderina Iglesia de La Compañía

Si tuviéramos que elegir una de las construcciones religiosas más importantes de la ciudad de Santander, no habría duda, pues optaríamos por la conocida Iglesia de La Compañía, también llamada Iglesia de la Anunciación. El motivo de esta elección es muy claro: es el mejor ejemplo de arquitectura renacentista que existe en toda Cantabria.

En la calle Juan de Herrera, muy próxima a la Catedral, es donde se sitúa este citado templo que fue construido a partir del año 1607 por orden de la figura de Magdalena de Ulloa, quien fuera tutora de Juan de Austria. Una iniciativa esta que también llevó a cabo en otras localidades como en Villagarcía de Campos, en Valladolid.

Juan de Nates parece ser quien fue el encargado de esta obra aunque con el paso del tiempo también intervendrían en la misma Juan de Rivas y Juan de Mazarredondo.

Como decíamos se enmarca dentro del estilo renacentista aunque más exactamente podemos exponer que sigue las líneas trazadas por las tendencias clasicistas vallisoletanas. Artísticamente llaman especialmente la atención elementos tales como como su portada caracterizada por un arco de medio punto así como por sus pilastras dobles.

Una imagen es la que preside la hornacina situada en el frontón y se convierte en una de sus señas de identidad como también diversos escudos barrocos o la cúpula con linterna que goza de gran belleza.

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *