El cinematográfico Palacio de Sobrellano en Comillas

La localidad de Comillas es fundamentalmente conocida a nivel nacional e internacional por su interesante patrimonio arquitectónico que está simbolizado en concreto por el famoso El Capricho, que realizara Antoni Gaudí en el año 1883. Sin embargo, no podemos obviar que además de este monumento existen otros de gran valor e importancia como sería el caso del Palacio de Sobrellano.

La espectacularidad de su fachada ya es uno de los motivos que ha llevado a que dicha construcción se haya convertido en el escenario y protagonista de varias películas como sería el caso de La residencia, que se estrenó en 1969 y que fue el debut cinematográfico de Chicho Ibáñez Serrador, o de La herencia Valdemar (2010), la ópera prima de José Luis Alemán.

El que fuera el primer Marqués de Comillas, Antonio López y López, fue quien ordenó que se erigiera este palacio del que se encargó el arquitecto de origen catalán Joan Martorell quien lo dio por concluido en el año 1888.

De estilo neogótico es aquel que destaca no sólo por su citada fachada sino también por otros elementos y espacios de gran interés. En este sentido habría que hablar de su capilla-panteón, de las obras artísticas que conserva de Joan Roig y Eduardo Llorens, o de los muebles que fueron realizados por el anteriormente citado Gaudí.

Como museo ejerce actualmente este Palacio de Sobrellano que indudablemente es una de las visitas obligadas en Comillas.

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.