El Castillo de Castro Urdiales

Una de las localidades más interesantes y bellas que posee Cantabria es, sin lugar a dudas, la villa de Castro Urdiales  que, entre otras cosas, permite a sus visitantes disfrutar de un amplio conjunto de monumentos y lugares de interés que dan testimonio de la riqueza patrimonial, arquitectónica y artística de esta tierra.

Entre ese conjunto de enclaves destaca de modo especial el Castillo de Santa Ana del que se desconoce por completo su origen, aunque ciertamente los historiadores consideran oportuno subrayar que podría datar del siglo XII. No obstante, es importante dejar claro que desde entonces hasta el siglo XVI fue sometido a una serie de reformas y cambios continuos.

En una zona rocosa, junto a la Ermita de Santa Ana así como a la Iglesia de San Pedro y la Iglesia Fortificada de Santa María de la Asunción, es donde se halla enclavada esta fortaleza desde la que se pueden disfrutar de unas espectaculares vistas del mar y del pueblo en general.

Dicha construcción que nos ocupa, que es una de las mejor conservadas de este tipo en todo el país, llama la atención por diversas señas de identidad. Entre estas se encuentran sus torreones de unos quince metros de altura así como por el hecho de que en su interior guarda un faro que se construyó en el año 1853.

Motivos los citados más que suficientes para animarse a visitar este castillo de Castro Urdiales.

1 Response

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *