De visita al Santuario de Nuestra Señora de Las Caldas

Multitud de edificios religiosos de gran belleza arquitectónica son los que pueden encontrarse a lo largo de toda la geografía de Cantabria. Entre todos ellos habría que destacar, sin lugar a dudas, el Santuario de Nuestra Señora de Las Caldas.

En la localidad de Las Caldas de Besaya, que pertenece a Los Corrales de Buelna, es donde se encuentra situado el conjunto arquitectónico al que nos estamos refiriendo que se compone de iglesia, claustro, celdas, biblioteca u ofertorio, entre otras instalaciones.

Más exactamente se ubica en una ladera rocosa del macizo de Dobra y tiene su origen en el siglo XVII aunque la leyenda establece que quizás aquel se encuentra en la época de la dominación musulmana.

Muchos son los elementos que merece la pena destacar de este citado santuario, no obstante, entre todos ellos no se puede pasar por alto el hecho de que posee uno de los grupos de retablos más bellos y espectaculares que existen en toda la comunidad autónoma. Entre ellos sobresale especialmente el retablo mayor que es el que está protagonizado por una imagen gótica del siglo XIV, la Patrona del valle del Besaya: Nuestra Señora de Las Caldas.

El retablo churrigueresco de Santo Domingo de Guzmán del siglo XVIII o el retablo del Calvario son otros de los elementos que no hay que dejar de admirar en este templo que sorprenderá y maravillará por su belleza.

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.